Posts Tagged ‘sociedad’

¿Por qué pensamos así?

febrero 14, 2009
Entrada escrita por Fon para Blogaritmo Neperiano. ¿Quieres escribir? Dínoslo aquí.

A veces no nos damos cuenta de lo que el ambiente, la sociedad, o esos dos filósofos influyentes nos determinan en el modo de pensar. Parece que hay algo en el aire un gas invisible que nos transforma. Una luna para hombres-lobo que nos convierte, sin decisión de nuestra voluntad, en autómatas. Es irónico que esto ocurra en una sociedad que magnifica la libertad, por encima de su verdadera importancia. Hasta el punto de que la verdad es menos importante, ha de adaptarse a las exigencias de la libertad, que manda. El engaño es que la libertad sin verdad, no es más que libertinaje. Es una libertad que se hace más grande que el Ser humano, un monstruo que lo engulle. Una libertad que quiere ser ilimitada como la de un dios, y no la de un ser humano que es siempre limitada. Esta concepción de la libertad desprecia, además, a la razón. Es la libertad del impulso, no más profundo que un eczema. Es la libertad bisceral, pasional; como si eso primero que nos aflora fuera la manifestación más genuina de nuestra voluntad.

La corriente filosófica de la que bebe nuestra sociedad hoy día es básicamente el nihilismo. Lo que decía Nietzsche, conocido por todos y máximo representante de esta corriente, era que habia que vivir el devenir, lo que la vida quisiera traernos. El filósofo alemán decía que tenemos que hacernos como niños que juegan. Encarar la vida como un juego, donde en cada instante “el niño” hace lo que desea, por encima del bien y del mal. Consideraba cualquier norma como represión, cualquier cosa no genuina, exógena, que no viniera del individuo mismo. Este modo de entender la libertad supone que no hay verdad, no una verdad universal desde luego. Podemos hablar como mucho de una verdad de un individuo en un momento determinado, es el relativismo más extremo.

ojo

Bajo esta perpectiva de la existencia, el individuo después de matar a Dios en su interior puede hacer lo que quiera. No hay ya bien o mal, todo se reduce a mera opinión, y a lo que le apetezca. Por tanto, si mi opinión es favorable a matar a mi vecino puedo matar a mi vecino porque esa es mi opinión y es suficiente para que esté “bien”. En esta línea, hoy en día la gente transige con todo tipo de pensamientos repugnantes, sólo por el hecho de ser una opinión. Para el nihilismo y el relativismo las opiniones son maravillosas y han de ser respetadas siempre. Sin embargo la realidad es que las opiniones pueden ser nefastas y no hay porque respetarlas. Es fácil mostrar esto: «Los bereberes no merecen vivir…» podría decir alguien. Ante eso, hay que respetar a la persona, pero no relativizar las opiniones. Hacer esto último destruye la verdad universal, con la que desea acabar el nihilismo. Y es lo que domina en la actualidad. Sería igual de válida la opinión de un astrónomo sobre astronomía que la de un poeta sobre astronomía.

Este nihilismo se manifiesta hasta en nuestra habla, cualquiera es tachado de dogmático si cree que lo que piensa es verdad. ¿Hay alguien que piensa que lo que él mismo piensa es mentira…? Sería un principio de esquizofrenia. Y cuando uno opina una cosa determinada, siempre ha de acabar con la muletilla del “…bueno, pero acepto todas las opiniones.” Como pidiendo perdón. Una cosa es respetar a los demás y su libertad, y otra muy distinta es dinamitar el propio criterio y la verdad misma con un “Todo vale, chico…”

Visto el nihilismo y su destrucción de toda verdad, el individuo sin rumbo, pierde por completo el norte. El ser humano ya no tiene referencias de verdad, ni distinción entre bien y mal. Con esto sólo queda hacer cada uno lo que le apetece en cada momento, sin importarle los demás. Esto hace al ser humano ir como una veleta sin rumbo, sin la brújula de la razón que ha de buscar la verdad. Es lo que nos muestra cada día la televisión. No seguir los impulsos es de reprimidos, y así el padre de familia que cuida de sus hijos y sigue con su mujer es un pringado, en cambio el que le pone los cuernos es un capitán. Pero el problema de pensar con los órganos sexuales es que no hace feliz a la persona, que se queda sola. ¿Qué mujer querrá a un tipo así?

Esta libertad como instante, o instanteismo, se olvida de la libertad como proyecto, como compromiso. Un hombre sin metas es un hombre gris, un hombre que no sabe comprometerse es un egoísta. Un hombre nihilista es un infeliz, porque está atado a sus propios instintos animales. Sin embargo un tipo que te dice de ir a jugar al tenis el sábado por la mañana y luego aparece, es un tío que es capaz de vencer su pereza para cumplir con su palabra. Y este tío será más feliz si extiende esto a otros ámbitos más importantes de la vida, porque habrá conseguido vencerse y pensar en alguien más allá de su culo. Ese tío es más libre que el que se guía por el “como me he levantado hoy”. Ése, el nihilista, el niño, aún seguiría en la cama… llagado, deprimido y esquizofrénico. Atado a su instante.


Escrito por Fon, visita su blog en http://rococolofon.blogspot.com (literatura, pensamiento y otros poemas)

Anuncios

La ONU & El Señor de la Guerra

enero 14, 2009

El mundo está lleno de pequeñas contradicciones. Como cuando te dicen “a quién madruga Dios le ayuda” y al día siguiente te sorprenden con un “no por mucho madrugar amanece más temprano“. 

el-senor-de-la-guerraPues bien, ayer estuve viendo la película “El Señor de la Guerra” (Lord of War), del director de Gattaca, Andrew Niccol; con Nicolas Cage. La película en sí es entretenida, al estilo de Hollywood cuando intenta hacer autocrítica del sistema americano. Pero me quedé con la reflexión final de la peli:

Los países con derecho a veto en la ONU (EEUU, Rusia, China, Francia y Reino Unido) son los mayores exportadores de armas del mundo

Esta es una contradicción algo mayor, ¿no?. Que la Organización de las Naciones Unidas esté dirigida por los mayores traficantes de armas del planeta es algo… a considerar.

Esto es algo que ya descubrí cuando visité la sede mundial de la ONU en Nueva York. La propia guía nos habló de las cifras que mueve el negocio más rentable del mundo, y la imposibilidad de regularlo porque los países que más se enriquecen no permiten que las propuestas salgan adelante por su derecho a vetar sobre ellas.

España no se queda atrás, es el octavo exportador armamentístico del mundo, y pese a que sus mejores clientes son miembros de la OTAN, también vende armas y material de doble uso a Irán, China, Venezuela y Cuba.

Pero no os preocupeis, los medios de comunicación nos implantarán una moral moldeada, los actores se concienciarán cuando reciban los Goya y saldremos a la calle a defender el “No a la guerra“, cuando llevamos años fomentándola.

PD: Hablando de la reflexión final de la cinta de Niccol, sólo los estadounidenses son capaces de contarnos esto en una película… y ganar dinero con ello.

No comment: Coches Falla

noviembre 27, 2008

“En los últimos dos años 800 vehículos han sido quemados en Valencia por jóvenes que dicen pertenecer al movimiento antiburgués“.

Visto en El Mundo (¿dónde si no?)

Ójala un día se encuentren de frente con el movimiento antisubnormal.

Experiencias telefónicas (I): Las excusas

julio 2, 2008

“Hola, buenas tardes…”, esas palabras perfectamente las podría decir al día unas 250 veces y es que este verano vuelvo a trabajar de entrevistador telefónico. Efectivamente, soy de esas personas que dan por culo a las casas cuando duermes la siesta, cuando estás cenando o cuando estás intimando con tu novia/o.

En este magnífico trabajo aprendes que las respuestas de la gente siempre siguen unos estándares o patrones. Como para muestra, qué mejor que un botón, hoy empezamos hablando de las excusas que pone la gente para no responder a una encuesta telefónica. Seguro que si buscas tu grupo lo encontrarás.

  1. Los cuidadores de niños: En gran medida son mujeres, nunca pueden atenderte porque tienen que dar de comer, merendar o cenar a su hijo (a cualquier hora del día). Si no es así, estarán bañándolo (excusa más utilizada en Andalucía), vigilándolo para que no meta los dedos en el enchufe o simplemente está viendo cómo duerme.
  2. Los que siempre se van: No pueden atenderte porque se están marchando ya, de hecho muchos recalcan que incluso ya tenían la puerta abierta, el coche en doble fila, o la mujer/marido esperando. Hay que destacar un subgrupo muy importante compuesto por gente que siempre se va al médico.
  3. Los que están trabajando en casa: Normalmente a los hombres siempre se les interrumpe cuando están trabajando en casa.
  4. Los que están al borde de la muerte: Normalmente personas mayores. Se excusan en que están muy enfermos, que no sirven para nada y que están mas allá que aquí. Que no pueden ser útiles en definitiva. No obstante, si les dices que no importa, que su opinión sí que es significativa, te rechazarán igualmente.
  5. Las sirvientas: En España la economía va bien y más gente de lo que parece tiene una sirvienta 24h en casa. La excusa de “es que yo soy la sirvienta y los dueños no están” es muy utilizada, lógicamente, por mujeres.
  6. Los sinceros educados: Simplemente te dicen que no les interesa y se despiden amablemente.
  7. Los sinceros no tan educados: Simplemente te dicen que no les interesa y lo acompañan con un “váyase a la mierda”.
  8. Los insinceros educados: Simplemente te dicen que no pueden en ese momento (no especifican más) y se despiden amablemente.
  9. Los insiceros no tan educados: Simplemente te dicen que no pueden en ese momento y cuelgan sin despedirse.
  10. Los precoces: Simplemente te cuelgan rápidamente, sin decir nada.
  11. Los que se convencen fácilmente: Comienzan a decir rápidamente: “NO, NO, NO, NO, NO QUEREMOS COMPRAR NADA” y cuelgan enseguida, no vaya a ser que durante 10 segundos les convenzas para comprar una vajilla de porcelana.
  12. Los hijos: no tienen problemas, sólo tienen que pasar el teléfono a su padre o madre. Dentro de este grupo se está desarrollando un subgrupo de niños pequeños ultra inteligentes que te despachan casi igual que un adulto.

Como entrevistador telefónico, mi consejo es: no perdais el tiempo con excusas, porque en verdad el telefonista ya ha escuchado 3234236245 veces la misma historia y aunque no lo creais, él también está hasta los mismísimos pendejos reales de llamar por teléfono, repetir lo mismo y escuchar la misma respuesta. Tampoco es divertida la gente que cuelga sin despedirse, cuando estás 6 horas al día intentando parecer simpático solo se pide a cambio 10 segundos del mismo trato.

En definitiva, el consejo bueno bueno bueno es el siguiente: si os llaman y el número aparece oculto NO LO COJAIS, no perdereis el tiempo y el telefonista podrá jugar con el teléfono movil, dibujar o comerse los mocos. Si descolgais sin percataros siempre quedará el grupo de los sinceros educados.

Please, don’t stop the music!

junio 9, 2008

Ayuda!!! Necesito música!!! Llevo una semana de exámenes y ya he escuchado demasiadas veces todos los CDs que tengo en casa (tantas que ahora me da por acabar las frases con ela, ela, ela…, o decirle “eres tonto” con una repelente tonadilla nasal al primero que pillo…), bah!… efectos secundarios de escuchar los 40. Total que al final me da por bajarme hasta el remix de algún tema mítico de Raphael por escuchar algo diferente.

El caso es que luego voy en el metro con miedo de que alguien me esté oyendo escuchar a los Backstreet Boys y me quiera enseñar lo que de verdad es la calle de atrás. Y es que para muchos es imposible desligar las tendencias musicales con la manera de ser y de pensar o incluso con la manera de vestir. Parece como si todo fuese en un “pack”. Al final sucede que por miedo a etiquetaciones se cae en el “fanatismo musical”. Por ejemplo, es dificil imaginar a alguien de estética emo escuchar El Canto Del Loco (a no ser que eso tenga algo que ver con su tendencia a autolesionarse…).

La variedad musical es necesaria y, al contrario de lo que creen algunos, no denota falta de personalidad. Todo lo contrario. Una persona con criterio propio no se deja llevar por prejuicios, está abierta al cambio y evalúa lo nuevo para luego adaptarlo (o no) a sus gustos. Lo que sí denota falta de personalidad es dejar tu criterio en manos de la moda.

Y bueno, hablando de emos, iconos y demás emoticonos, yo soy de los que varía su repertorio musical dependiendo del estado de ánimo o de la actividad. Puedo estar tranquilo escuchando Massive Attack o Coldplay, cantar los temas de Maldita Nerea en la ducha, reventarme los oidos con Chester Bennington y demás de Linkin Park, etc. Estos son mis preferidos, y cada uno de ellos hace su función… a su manera :)

[Tema de Depeche Mode “Enjoy The Silence”, versionado por el DJ de Linkin Park, Mike Shinoda]

PD: En próximas entradas explicaré mi odio incondicional y desenfrenado hacia El Canto del Loco, lo prometo.

Opinas tu: ¿Cuál es tu grupo emblema? ¿Eres de los que sólo escuchan un género musical o tienes varios grupos en la cabeza? ¿Combinas la música con tu manera de vestir? ¿Te gusta cortarte las venas de vez en cuando?