¿Por qué pensamos así?

by
Entrada escrita por Fon para Blogaritmo Neperiano. ¿Quieres escribir? Dínoslo aquí.

A veces no nos damos cuenta de lo que el ambiente, la sociedad, o esos dos filósofos influyentes nos determinan en el modo de pensar. Parece que hay algo en el aire un gas invisible que nos transforma. Una luna para hombres-lobo que nos convierte, sin decisión de nuestra voluntad, en autómatas. Es irónico que esto ocurra en una sociedad que magnifica la libertad, por encima de su verdadera importancia. Hasta el punto de que la verdad es menos importante, ha de adaptarse a las exigencias de la libertad, que manda. El engaño es que la libertad sin verdad, no es más que libertinaje. Es una libertad que se hace más grande que el Ser humano, un monstruo que lo engulle. Una libertad que quiere ser ilimitada como la de un dios, y no la de un ser humano que es siempre limitada. Esta concepción de la libertad desprecia, además, a la razón. Es la libertad del impulso, no más profundo que un eczema. Es la libertad bisceral, pasional; como si eso primero que nos aflora fuera la manifestación más genuina de nuestra voluntad.

La corriente filosófica de la que bebe nuestra sociedad hoy día es básicamente el nihilismo. Lo que decía Nietzsche, conocido por todos y máximo representante de esta corriente, era que habia que vivir el devenir, lo que la vida quisiera traernos. El filósofo alemán decía que tenemos que hacernos como niños que juegan. Encarar la vida como un juego, donde en cada instante “el niño” hace lo que desea, por encima del bien y del mal. Consideraba cualquier norma como represión, cualquier cosa no genuina, exógena, que no viniera del individuo mismo. Este modo de entender la libertad supone que no hay verdad, no una verdad universal desde luego. Podemos hablar como mucho de una verdad de un individuo en un momento determinado, es el relativismo más extremo.

ojo

Bajo esta perpectiva de la existencia, el individuo después de matar a Dios en su interior puede hacer lo que quiera. No hay ya bien o mal, todo se reduce a mera opinión, y a lo que le apetezca. Por tanto, si mi opinión es favorable a matar a mi vecino puedo matar a mi vecino porque esa es mi opinión y es suficiente para que esté “bien”. En esta línea, hoy en día la gente transige con todo tipo de pensamientos repugnantes, sólo por el hecho de ser una opinión. Para el nihilismo y el relativismo las opiniones son maravillosas y han de ser respetadas siempre. Sin embargo la realidad es que las opiniones pueden ser nefastas y no hay porque respetarlas. Es fácil mostrar esto: «Los bereberes no merecen vivir…» podría decir alguien. Ante eso, hay que respetar a la persona, pero no relativizar las opiniones. Hacer esto último destruye la verdad universal, con la que desea acabar el nihilismo. Y es lo que domina en la actualidad. Sería igual de válida la opinión de un astrónomo sobre astronomía que la de un poeta sobre astronomía.

Este nihilismo se manifiesta hasta en nuestra habla, cualquiera es tachado de dogmático si cree que lo que piensa es verdad. ¿Hay alguien que piensa que lo que él mismo piensa es mentira…? Sería un principio de esquizofrenia. Y cuando uno opina una cosa determinada, siempre ha de acabar con la muletilla del “…bueno, pero acepto todas las opiniones.” Como pidiendo perdón. Una cosa es respetar a los demás y su libertad, y otra muy distinta es dinamitar el propio criterio y la verdad misma con un “Todo vale, chico…”

Visto el nihilismo y su destrucción de toda verdad, el individuo sin rumbo, pierde por completo el norte. El ser humano ya no tiene referencias de verdad, ni distinción entre bien y mal. Con esto sólo queda hacer cada uno lo que le apetece en cada momento, sin importarle los demás. Esto hace al ser humano ir como una veleta sin rumbo, sin la brújula de la razón que ha de buscar la verdad. Es lo que nos muestra cada día la televisión. No seguir los impulsos es de reprimidos, y así el padre de familia que cuida de sus hijos y sigue con su mujer es un pringado, en cambio el que le pone los cuernos es un capitán. Pero el problema de pensar con los órganos sexuales es que no hace feliz a la persona, que se queda sola. ¿Qué mujer querrá a un tipo así?

Esta libertad como instante, o instanteismo, se olvida de la libertad como proyecto, como compromiso. Un hombre sin metas es un hombre gris, un hombre que no sabe comprometerse es un egoísta. Un hombre nihilista es un infeliz, porque está atado a sus propios instintos animales. Sin embargo un tipo que te dice de ir a jugar al tenis el sábado por la mañana y luego aparece, es un tío que es capaz de vencer su pereza para cumplir con su palabra. Y este tío será más feliz si extiende esto a otros ámbitos más importantes de la vida, porque habrá conseguido vencerse y pensar en alguien más allá de su culo. Ese tío es más libre que el que se guía por el “como me he levantado hoy”. Ése, el nihilista, el niño, aún seguiría en la cama… llagado, deprimido y esquizofrénico. Atado a su instante.


Escrito por Fon, visita su blog en http://rococolofon.blogspot.com (literatura, pensamiento y otros poemas)

Etiquetas: , , ,

13 comentarios to “¿Por qué pensamos así?”

  1. Bosco Says:

    Gracias por la colaboración y enhorabuena por la entrada Fon. Es un buen reflejo de lo que la gente puede leer en tu blog.

    Un abrazo ;)

  2. Pati Says:

    La verdad es que ésta entrada me ha sorprendido.
    Enhorabuena Fon, por la entrada y por tu blog.
    No todo el mundo se para a pensar sobre la libertad de su vida,me ha gustado mucho leer esto y reflexionar sobre ello.

    Un saludo

  3. Fon Says:

    A ti Bosco, me encanta hacerlo.

    Pati, me alegro de que te guste. Tuve una asignatura de filosofía en la carrera y como ya de por sí me gusta me puse a darle vueltas, y así ha quedado. Un poco largo pero el que tenga paciencia de leerlo se lo agradezco ;-) No está muy de moda pensar y está bien hacerlo de vez en cuando. La pena es que no es suficientemente controvertido para que nos tiremos los trastos a la cabeza. Parece que habrá que sacar temas gordos … ;-)
    gracias a los dos.

    abrazos y piernas

  4. Christian Says:

    En resumen: Madurad, coño.

    (Un niño nihilista jamás leería semejante tocho desperdiciando ese valiosísimo momento para hacerse una paja sin pensar en las consecuencias).

  5. Bosco Says:

    Fon, pude parecer que no es algo controvertido o espectacular, pero es comparable al efecto que el cambio climático está provocando en el planeta: actuando despacio como un virus, no como un meteorito.

    Y los efectos serán devastadores. Porque aunque los seres humanos avancemos en tecnología, medicina, …, nuestra cultura moral está siendo olvidada, el pensamiento crítico está siendo anulado y nuestra libertad cohibida.

    Para los que vean esto demasiado extremista o catastrofista: Comparad la televisión de hace 10 años con la de hoy en día. Y la televisión es la que influye sobre las masas.

    A la larga nos pasará factura.

  6. Christian Says:

    Yo soy partidario del “carpe diem”. Pero está muy malinterpretado hoy día. Hay quien confunde disfrutar del momento con joderse el futuro o joder a los demás.

    Me encanta el artículo ;)

  7. Fon Says:

    Tienes bastante razón Bosco… hay una auténtica crisis de valores. A veces pienso que si no pensamos y somos críticos nos parecemos más a los animales. ¿si no para qué nos sirve eso que tenemos sobre los hombros? Por algo será que nosotros pensamos y los monos no, por mucho Peter Singer y animalistas…
    Estamos más atentos a si decimos bienvenidos /as y compañeros /as que de lo que decimos en realidad. Estamos más atento a tener un trabajo y un plan para el finde, que en la razón por la que vivimos… Es la visión del ser humano como simple medio de producción, y de consumo. Trabajamos y consumimos. Eso basta… es lo que le viene mejor a la antropología del capitalismo… todo en venta, incluidos nosotros (realities..). Pero que nadie piense porque sino nos daremos cuenta de que el progreso sin fin no da la felicidad. Que la tele, el ipod, el móvil y la pda y el audi… no dan felicidad.
    Christian, yo también trato de disfrutar el momento, aunque sea desde un punto de vista cristiano y no del placer por el placer. El hedonismo en realidad está pasado de rosca, aunque nos lo siguen vendiendo.. sólo hay que ver como acaban muchas estrellas de Hollywood… Creo que la felicidad está en olvidarse de uno mismo…. (uf, como me enrollo)
    Un abrazo a amboss

  8. Blogaritmo en Base10 Says:

    Bueno, pues yo había entrado en el blog para haber si participaba en algún debate, pero tengo que decir que también estoy de acuerdo con el enfoque de nuestra sociedad que le ha dado Fon y su punto de vista.
    Está claro que la TV ha cambiado y está cambiando mucho. Que los valores cada vez son menos valores, y que todo vale con tal de vender, de atraer al consumidor y sobre todo de atraer a esa cosa que sube y que baja (como diría King Africa). También es verdad que en España salimos de una dictadura donde la religión, el conservadurismo, la represión, la educación, la disciplina, el respeto y el orden predominaba (desconozco la situación en los demás paises) y poco a poco con la democracia nos hemos dejado llevar por la comodidad y el placer. Hay que pensar que es lo que nos hace disfrutar realmente de la vida (la amistad, el amor, los buenos actos) que nos realizan y que nos hacen sentir personas.

    Pienso que esto es lo más importante pero también pienso que debemos aprovechar el placer y la comodidad que se nos ha proporcionado, en su justa medida, sin olvidar los principales valores que he señalado anteriormente que nos hacen sentir realmente como personas.

    Podría escribir mucho más porque este tema me ocupa en muchos momentos de mi dia a dia, sobre todo cuando entro en terra.es y en 20minutos.es para ver las noticias, en los que siempre hay artículos de índole sexual con absurdos titulares, pero prefiero poner punto y final que es tarde y mañana madrugo.

    Un brazo.

  9. Xuso Says:

    En primer lugar agradecer la aportación de Fon, muy buena entrada tanto por la forma como por el contenido. En segundo lugar expresar mi opinión: estoy de acuerdo con ciertos puntos de la entrada, sin embargo me da la sensación de que sí es exagerada (parece que soy el único que lo piensa). Siguiendo con el paralelismo del cambio climático que ha realizado Bosco, parece que estemos en el máximo apogeo de la catástrofe.

    Expongo ciertos puntos con los que no estoy de acuerdo:
    “Para el nihilismo y el relativismo las opiniones son maravillosas y han de ser respetadas siempre. Sin embargo la realidad es que las opiniones pueden ser nefastas y no hay porque respetarlas.” El relativismo, sin llevarlo a los extremos que se exponen en esta entrada, no es malo (parece que sea un monstruo). De hecho, podemos afirmar que estamos mejor que hace 100, 200 o 1000 años, porque en definitiva la historia nos ha enseñado que en el mundo las cosas no son blancas o negras.

    “Ante eso, hay que respetar a la persona, pero no relativizar las opiniones. Hacer esto último destruye la verdad universal, […]” Hacer esto último destruye la verdad universal… si la tenemos nosotros, porque si la tiene el otro, quizás descubramos que estábamos equivocados.

    “cualquiera es tachado de dogmático si cree que lo que piensa es verdad”. No lo creo. Se tacha de dogmático al que es capaz de ser crítico con los demás, pero no es capaz de ser crítico consigo mismo. Es no ser consciente de que a veces, nos equivocamos y no tenemos razón.

    Parece hoy en día nos parezca bien matar, violar y muchas cosas más, porque ya no sabemos que es el bien y el mal, porque lo relativizamos todo. Siguiendo el “creo que lo que pienso es verdad” y el “no hay porque respetar las opiniones de los demás” se llegarían a pocos acuerdos, los cuales son muy necesarios en una sociedad en la que conviven diferentes culturas. El relativismo, como el capitalismo, es lo menos malo. Si lo aplicáis de forma tan extremista, desde luego, es un monstruo. Como siempre y como con todo, hay que encontrar un equilibrio y una moderación. Ni tanto ni tan poco

  10. Fon Says:

    Blogaritmo en Base10:

    Pienso lo mismo hay que rescatar los valores que verdaderamente nos hacen felices y dejarnos de tonterias. Esto sin olvidar que hay que disfrutar de los placeres cuando tocan, pero no el placer por el placer como nos dicen los medios… eso destruye. Cualquiera lo comprueba empíricamente en su propia vida.

    Xuso:

    Gracias por la crítica, porque le das juego al tema y porque así mejoro los argumentos ;-)

    Discrepo en que relativismo no es negativo. Creo que es malo porque de hecho lo que es negar una verdad universal. De hecho si practicaramos el relativismo en este diálogo no podría dialogar porque tu concepción de negativo o malo podría ser la opuesta a la mía.
    La verdad no es que sea la mía o la del otro… es la de Machado “Tu verdad. No. La Verdad.. y ven conmigo a buscar la tuya guárdatela”. Hablo de esa Verdad, que no está en posesión de nadie, la diga quien la diga. Pero creo que una Verdad existe es así y que no existe una diversidad de verdades que se contradicen o no. En lo que sí estoy de acuerdo es que la realidad admite matices… y que las cosas no son blancas o negras en muchísimos campos. Sino coloridas.. Quedarse en el blanco o negro es no entrar muy al fondo.

    He exagerado en lo de rechazar las opiniones, con ello no quiero decir no escuchar a los demás. Sino no poner todas las opiniones a la misma altura, rechazando alcanzar cualquier verdad. Pero sí creo que hay que saber dialogar y comprender las opiniones del otro y si tiene razón dársela. Pero es que hoy día parece que cualquier opinión es válida. Es el …”si piensas así…” donde vale todo. Como si todo fuera opinable y no hubiera una verdad detrás…

    Lo del dogmatismo, creo que hoy día se recurre sólo por el hecho de defender una postura con fuerza que no sea la de la corriente. Pero en realidad debía referirse a lo que tu dices al que no hace autocrítica o al que no argumenta lo que piensa…

    Lo de no distinguir bien o mal… de modo tan extremo no ocurre de modo generalizado. No es tan así, es cierto. Pero creo que cada vez más se destruye esa línea que separa el bien y el mal. Parece que esa distinción oprime (Nietzsche) y nos quita la libertad. Creo que se ha cruzado esa delgada línea al frivolizar como se hace con temas como el aborto, donde parece que ya no sabemos que es verdad o mentira. Sólo porque es más “cómodo” matar al niño que criarlo, y porque a todo el mundo le mueve esa cosita. Así somos de simples… si no nos gustara el sexo seguro que el aborto sería considerado un asesinato… no sería tan útil considerarlo un derecho porque nadie tendría relaciones sólo por placer sino para tener hijos…
    No sé… ¿qué opinas…..?

    un saludo

  11. URKA Says:

    Buen post, pienso yo.

  12. Fon Says:

    ;-) gracias Urka

  13. Fon Says:

    tengo algo provocador para este blog.. ya que lo veo apagado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: