Sobre gatos

by

Decepcionado. Así me siento cuando me giro y veo a mi gato-cojín (variedad cada vez más común en los hogares modernos), que no sabe hacer otra cosa que comer y acomodarse en el sofá. Qué daño ha hecho garfield a las mentes de felinos domésticos de hoy en día… todos quieren parecerse a su ídolo.

Le miro y pienso: ya te vale. Muévete, leñe…. haz algo gracioso. Tan sólo consigue hacerme reir cuando intenta levantarse, después de la tercera siesta del día, en un gesto que podría describirse como “intento hacer abdominales pero no puedo”, y pienso en que es una pobre víctima de la globalización que se ha tomado demasiado a pecho eso de adoptar el estilo de vida americano.

No es justo… esto no es una mascota de verdad; internet nos tiene acostumbrados a otra cosa:

1. Gatos que se emborrachan y recitan poesías

2. Gatos que quieren comer tartas

3. Gatos que comen maíz

4. Gatos que se defienden su fuerte frente a los intrusos!

5. Gatos que van hasta arriba de coca

6. Gatos que son como yo en una clase de materiales de la construcción

Una vez hasta ví uno que traía el palito al lanzárselo, como un perro amaestrado. Fué una pena que se me ocurriera enseñárselo a mi amigo que come helados compulsivamente y luego tira el palo por la ventana.

Se aceptan comentarios de anécdotas graciosas sobre animalitos, sin crueldad, por supuesto.

Etiquetas: , ,

7 comentarios to “Sobre gatos”

  1. Xuso Says:

    Buah! mi gato Fido también es de los de la buena vida, tipo gato cojín como dices. Pero yo quiero pensar que mas bien es un gato sabio y que simplemente no se mueve porque realmente no lo considera necesario.

  2. Maju Says:

    Estoy contigo: para qué moverse???

  3. Amaranta Says:

    Mi gata Elvira Rodolfa, de joven, era atlética e independiente. Teníamos que perseguirla por toda la casa para que nos hiciera un poco de caso. Aun así, cuando lo conseguíamos, se escapaba en seguida y se iba a darle la lata al perro, un Fox Terrier llamado Edison que realmente la temía y huia de ella.

    Pero al perro lo regalamos y la gata ya no es la que era. A sus quince años, nos persigue a nosotros en busca de las caricias que en un pasado nos rechazó y cuando la provocamos para que nos arañe lo máximo que hace es pegarnos un lametón. En definitiva: que ha perdido toda su gracia. Snif, snif…

  4. siL Says:

    Oh my dog
    Oh Long John
    Oh Long Johnson
    Oh Don Piano…!

    Si hablas del gato negro caza ratas/ratones, no te quejes que ya hace algo!
    Mi gata sólo cazaba bichos y se los comía… eso y follar, que buena vida :)

  5. Qluraqan Says:

    Mi gato cuando se despierta y le estiras de las patas delanteras se despereza como una persona.

    Y también le hago crujir el cuello *KREEEECK*

  6. Feliz año! « blogaritmo neperiano Says:

    […] Relacionadas:  Sobre gatos […]

  7. ChildOfTheCorn Says:

    Hombre,

    Sinceramente no creo que la misión del gato sea hacerte reír. Supongo que para eso puedes ponerte una película de Monty Pyton. Es un ser vivo que no ha tenido más opcion en la vida que someterse a tu dominio. Igual que todas nuestras mascotas. Sí, las queremos y adoramos… pero las sometemos a nuestro estilo de vida. Encima no podemos pretender que nos amenicen la tarde contándonos chistes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: